23 de AGOSTO: DIA de LA BOCA




El barrio de La Boca festeja hoy su 150° Aniversario.

El origen de la celebración fue la la Ley 944 sancionada por Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires en 2002, que estableció al 23 de agosto de cada año como el "Día del Barrio de La Boca" en conmemoración a la creación del Juzgado de Paz de La Boca del Riachuelo el 23 de agosto de 1870.

Por otro lado Buenos Aires  estaba necesitando un espacio  donde esté representada toda la rica historia gráfica del país, y la de sus ilustradores de diferentes vertientes: humor gráfico, historieta, ilustración y animación; sin soslayar a las nuevas generaciones que sin duda le darán continuidad.

Por ello la Fundación Tres Pinos ha decidido la creación del Museo de la Ilustración Gráfica (MIG), institución que, funcionará en el futuro, en el señorial edificio ubicado en la Avenida Almirante Brown y Pinzón del histórico barrio de La Boca

Considerando que la nueva Institución se identifica plenamente con el lugar de su sede, es que ha decidido ofrecerle un homenaje a La Boca , evocando a través de obras de su colección, hechos, personas y recuerdos directamente relacionados con el barrio que nos alberga.




                        Futura Sede del MIG - Museo de la Ilustración Gráfica









ALFREDO  PALACIOS



                                     Chello, Técnica mixta, 1935. Colección MIG.




En primer término recordaremos al Dr. Alfredo Palacios (1878-1965) fue un abogado, escritor, legislador (senador y diputado nacional), candidato a presidente, profesor universitario, embajador y político socialista.

A pesar de pertenecer a un partido que nunca reunió grandes mayorías se lo considera uno de los políticos con mayor influencia en la Argentina del siglo XX junto a Juan Domingo Perón e Hipólito Yrigoyen, de los cuales fue férreo opositor.

En el año 1904 triunfó en las elecciones para diputados nacionales por la "circunscripción uninominal de La Boca",  reconociéndose como el primer legislador socialista del continente americano.

Para estas elecciones fue convocado por un grupo de inmigrantes italianos y la campaña fue febril, casa por casa, conventillo por conventillo: Palacios se detenía en los patios y daba sus discursos en castellano e italiano y un interpréte lo traducía al xeneize (genovés) que lo llevó a triunfar en una elección donde el oficialismo dominaba en el resto de la ciudad en un clima de favoritismo, no exento de fraude.

Posteriormente participó activamente en la Reforma Universitaria de 1918 y fue designado por el Congreso de Estudiantes Latinoamericanos como Maestro de América. Se lo considera el autor intelectual de gran parte de la legislación laboral que más adelante se cristalizo a través del gobierno peronista.

Pero lo que lo asocia a nuestro Museo es que Alfredo Palacios por sus caracteristicas físicas, su forma de vestir, su extensa actuación, su verborragia y sus posiciones políticas vanguardistas fué uno de políticos argentinos mas caricaturizados. En nuestra colección atesoramos muchas de ellas, algunas de las cuales fueron motivo de una muestra realizada en el año 2016 en el Ateneo Popular de la Boca.




                                             Ramón Columba, Grafito, 110 x 80 cm. Colección MIG.






EL CONVENTILLO de DON NICOLA

Francisco Mazza, Técnica mixta, 1962, 25 x 33 cm. Colección MIG






El conventillo fue el primer hogar de muchos inmigrantes recién llegados a la Argentina durante la Gran Inmigración Europea entre fines del siglo XIX y hasta la segunda década del siglo XX.

La mayoría de ellos estaban ubicados en los barrios de La Boca y San Telmo, generalmente eran casas unifamiliares amplias que se transformaron lugares donde se alquilaban las piezas y por lo tanto se compartían los espacios comunes, patios, cocinas y sanitarios. En estos lugares se mezclaban idiomas y nacionalidades, oficios e ideologías; convivían lenguas como el lunfardo, el cocoliche y el idish, y comidas típicas de cada país. Las historias de la vida de conventillo enriquecieron la cultura popular tematizando letras de tango, novelas, ensayos, obras de teatro y sainetes. Es en ellos donde se formó "El Crisol de Razas" que caracterizó a Buenos Aires.

Héctor L. Torino (1914-1992) crea una serie humoristica llamada primeramente Conventillo, y luego El Conventillo de Don Nicola,  que comienza a publicarse en el año 1937 en la revista ¡ Aquí Está ! . Posteriormente el éxito de la tira lo lleva a tener primero su propia revista y luego un sello editorial con más de 10 publicaciones y un grupo de dibujantes que se hacen cargo de sus personajes.

En la historieta la estrella es lógicamente Don Nicola, encargado de un conventillo donde se alojaban individuos de distintas nacionalidades. Este personaje hablaba en "cocoliche", buscando resolver los múltiples problemas que se producían en el inquilinato, una verdadera Babel arrabalera y porteña. Usaba una inconfundible gorra a cuadritos y un enorme y frondoso bigote, debajo de su narizota rubicunda.

Al decir de Julio Lagos , en un reciente artículo para Infobae : "E
l conventillo de Don Nicola” tiene todos los ingredientes de una historieta entretenida: acción, aventuras, conflictos y sorpresas permanentes, con el soporte de un dibujo excepcional. Pero además de eso, Héctor L. Torino -su autor- elaboró una pintura de una época de Buenos Aires. La acción transcurre en un conventillo del barrio de la Boca y Don Nicola es el encargado, es decir el responsable de la administración de ese inquilinato colectivo. 

La diversión está asegurada y surge en cada cuadrito, con los insólitos habitantes del lugar: el detective Buscapié, los sabios Turbina y Lamparita, el maestro Esculapio y el mago Funyito, entre muchos otros. No faltan el aristócrata venido a menos, ni la bella vecina de la que todos están enamorados. Y al mismo tiempo, a la manera de Alberto Vaccarezza en sus sainetes, Torino usa los mejores recursos del costumbrismo. Las diferentes nacionalidades se manifiestan por la vestimenta y por las formas de hablar, en un pintoresco contraste que jamás cae en la xenofobia. En el conventillo puede ocurrir cualquier cosa, una celebración de carnaval o un viaje al espacio. 

Cuando el historietista Jose Muñoz obtiene en el año 2007 el Gran Premio de la Ville de Angouleme, Francia, es invitado, aparte de presidir el Festival de 2008, a realizar una exposición y en ella el artista decide hacer una megamuestra sobre la historieta y el humor gráfico argentinos, de la cual participamos con cerca de 100 originales de la colección actual del MIG. Como José Muñoz sostiene que en el conventillo está la base de nuestras raices porteñas, la muestra es montada en un espacio de 200 metros cuadrados donde se reproduce al detalle un típico conventillo de La Boca.


                  Hector Torino, Tinta China y Aguada, (c.1940), Rev. Aquí Está. Colección MIG.






BOQUI

                       Tecnica mixta,  23 x 21cm. Revista Asi es Boca (1960). Colección MIG.



A mediados de los años 40, aparece la historieta BOQUI, creación de Carlos Luis Gomez (GOZ),  que se publicaba semanalmente en la histórica revista Asi es Boca . Eran pequeñas aventuras de un niño de barrio y sus amiguitos, fanáticos de Boca y con Boqui luciendo religiosamente  su camiseta azul y oro.

Debido al éxito del personaje, en 1946 y como Editorial Boqui, salió la autodenominada primera revista de historieta deportiva, en el que todo su contenido eran viñetas humorísticas relacionadas a Boca Juniors donde el pequeño hincha era el centro de la original y pionera revista de estas características. La revista tuvo una corta duración y los pocos ejemplares se transformaron en piezas de colección para los hinchas. En cambio la tira semanal continuó saliendo en Así es Boca por más de dos décadas.

Goz, el autor, colaboró también en otros medios como Democracia, Descamisada, La Revista Dislocada, El Nacional y Rico Tipo creando otros personajes como Disloquetti, Cabecita Negra, Ranita y su barra, Churrinche, Puchi, Ringo y Rango, Cortina Metálica y Lechervida 

                               Tecnica mixta, 23 x 21 cm. Revista Asi es Boca (1957). Colección MIG.

Ernesto "Tito" Cucchiaroni se inició en Tigre en 1949. Luego de ser Campeón Sudamericano en Chile en 1955, es transferido a Boca Juniors en una suma millonaria, que le permite al club vendedor la construcción de una platea techada en su estadio. Boca a su vez, lo transfiere en 1957 al Club Milan de Italia donde juega 2 temporadas obteniendo el Campeónato Italiano en una de ellas. En 1959 pasa a la Sampdoria donde juega hasta que concluye su carrera en 1963. 






Comentarios

Entradas populares de este blog

MORDILLO en el CENTRO FONTANARROSA

CABALA CRIOLLA, de LORENZO AMENGUAL

MORDILLO en TRAZOS por LA VIDA y por LA PAZ